lunes, 29 de junio de 2009

ASCENSO A SEGUNDA B: CERRO DE REYES 1 - 0 UD LOS BARRIOS


El Cerro manda en Badajoz

El equipo de Tinín se consagra como un grande y por fin puede celebrar el ascenso con una gran fiesta y baño en Las Grullas
«¡Por fin! ¡Por fin!». Era la expresión más repetida entre abrazos y besos. El Cerro de Reyes regresa a Segunda B por la puerta grande. No se le podía escapar otra vez. La afición tomó el José Pache. Ha sufrido mucho en los últimos años. Ya se lo merecía. Su penitencia parecía eterna. En esta ocasión pudo celebrar el ascenso con una gran fiesta que se trasladó del campo a la fuente de Las Grullas.
La anterior se quedó en la intimidad de los despachos. No se pudo disfrutar. Tampoco compartir. Ahora sí que se sacó el champán. También hubo baño. El centro neurálgico de las celebraciones cerristas se estrenaba en este tipo de rituales espontáneos que montan las aficiones. Ahí, en la rotonda que sirve de emblema de la barriada, se desató la locura. Los héroes del ascenso llegaron en el autobús preparado para la ocasión. Cientos de seguidores aguardaban para hacerles el pasillo a sus campeones. La alegría era completa. Tino reventó el José Pache. Era el más buscado. El Cerro se lo ha ganado en el campo. Así se saborea mejor.
Badajoz se rinde al Cerro de Reyes. El equipo albiazul se convierte en el máximo exponente del fútbol en la capital pacense. Un barrio representa a la ciudad. El Cerro manda en Badajoz. El Cerrito se desprende de su diminutivo para inscribir su nombre con letras mayúsculas en Segunda B.

En ningún momento peligró el ascenso para el Cerro. Y eso que empezó algo temeroso. Quizás atenazado por los nervios ante la enorme oportunidad que se le presentaba. El centro de Abel Luque que peinó Henares rozando el poste supuso un aviso muy serio. Esas dudas iniciales permitieron que Los Barrios se creciera y se animara a lanzarse hacia su objetivo. Necesitaba marcar un gol. Además, Manu se resintió de una anterior lesión y estaba algo renqueante. Al Cerro le costaba salir de su campo. Se refugiaba en su terreno casi por inercia. Parecía conformarse con defender la renta que se trajo del Estrecho. Los pacenses sólo daban señales de vida en las fugaces apariciones de Juanito de la Cruz y algún destello que otro de Golo. En Los Barrios, Yosu Ibarra asumió la responsabilidad de llevar el balón a las inmediaciones de Manu.
Pero no conseguía romper la ordenada defensa albiazul. Belforti tampoco permitió muchas licencias a su rival. Destruyó el juego gaditano y controló la situación para su equipo. Se convirtió en una bombona de oxígeno para sus compañeros. El reloj corría a favor del Cerro.
Poco a poco los de Tinín se fueron soltando. Cuando consiguió templar los nervios se presentó a Vilches. También pudo comprobar su valía. El portero barreño realizó algunas intervenciones de mérito como los puños que sacó a Juanito, la parada a disparos de Tino y Dieguito o el despeje milagroso a la falta lanzada por Rodolfo y que su defensa tuvo que enviar a córner al dejar el balón muerto en la boca de gol.
El José Pache, una fiesta

El Cerro salía airoso del primer acto. Se sentía cerca del ascenso. 45 minutos le separaban de la gloria. Esa sensación la transmitía a la grada. Se palpaba. Así, a medida que subía la temperatura de un José Pache abarrotado, el equipo de Tinín ponía cerco a la portería visitante. Golo mostró el camino. Dos acciones suyas pudieron adelantar al Cerro. En la primera ganó la espalda a los centrales y muy forzado ante la salida de Vilches envió fuera por poco. Después lo intentó a media vuelta, pero le salió ligeramente desviado. Un anticipo de lo que estaba por venir. Preparaba el terreno.

Los decibelios crecían en intensidad. Apenas tres minutos más tarde, Tino sentenciaba. La tranquilidad para el Cerro fue absoluta. El ambiente era ensordecedor. La fiesta ya estaba fuera del terreno de juego. El centrocampista andaluz aprovechó un rechace dentro del área para llevar el delirio a la grada. Los cerristas reclamaban un penalti sobre Pierucci, el balón quedó suelto y mientras los barreños protestaban apareció Tino por la derecha para firmar el paso definitivo para el ascenso. El Cerro entraba en la categoría de bronce a lo grande. El José Pache se venía abajo.

Si el Cerro tenía ya de por sí controlada la eliminatoria, el gol le sirvió de aliciente para una afición entregada desde el pitido inicial. La expulsión de Yosu Ibarra resultó definitiva para los de Jaime Molina. Pero Los Barrios no bajó los brazos y quemó sus escasas opciones hasta el último minuto. Con todo a su favor, el Cerro empezó a tener sus mayores problemas de todo el partido. Tinín aprovechó que las celebraciones bajaron también al césped para tener un detalle con Arévalo, eterno capitán del Cerro y único presente en los seis intentos albiazules para subir. Con su gesto le hizo partícipe del ascenso,
La fiebre albiazul contagia Badajoz. El Cerro es de Segunda B por méritos propios.

CERRO DE REYES 1 - LOS BARRIOS 0

-Cerro de Reyes: Manu; Dieguito, Gabi Frías, Rodolfo, Jony; José Cayado (Cristo, min. 69), Belforti, Tino (Arévalo, min. 86), Juanito de la Cruz (Germán Mañogil, min. 60); Golo y Pierucci.
-Los Barrios: Vilches; Loriente, Gonzalo, Mata (Borja, min. 74), Javi Sánchez (Calero, min. 49); Abel Luque, José Ignacio (Dani Marcos, min. 58), Yosu Ibarra, Añón; Pacheta y Henares.
-Gol: 1-0: Tino, min. 55.
-Árbitro: Pérez Mulex (Colegio Madrileño). Asistido en bandas por Alejandro Bertelegn y Mingo Bravo. Expulsó por doble amarilla a Yosu Ibarra (43 y 68). Además amonestó en el Cerro a Rodolfo (33), Juanito de la Cruz (46) y Manu (78) y en Los Barrios a Javi Sánchez (18), Gonzalo (53), Loriente (61) y Dani Marcos (95).
-Incidencias: Ambiente espectacular en el José Pache con más de 3.000 espectadores en las gradas, unos 200 de Los Barrios. Los jugadores del Cerro saltaron al césped con una camiseta de Marca Extremadura. El presidente de la Junta de Extremadura Guillermo Fernández Vara acompañó a Antonio Olivera, 'Cachola', en el palco junto al consejero de Deportes Carlos Javier Rodríguez, el presidente de la FExF Juan de Dios Monterde y Pedro Nieto, entre otros. Canal Extremadura retransmitió por primera vez un partido en directo desde el José Pache. La Peña Barcelonista de Badajoz entregó una placa de agradecimiento al presidente del Cerro.


Las grullas del Cerro vuelan hasta Segunda B

El césped, las duchas y la fuente más conocida de la barriada pacense fueron los lugares donde los jugadores y aficionados cerristas mostraron su alegría por el merecido ascenso
Cuando el colegiado Pérez Mulex se llevó el silbato a la boca para pitar el final del partido, los jugadores del Cerro de Reyes sólo tuvieron unos segundos para abrazarse antes de verse rodeados por una enorme nube de aficionados que invadieron el césped del José Pache para celebrar su esperado ascenso.
En esos momentos, muchas miradas se dirigieron al presidente del club pacense, Antonio Olivera 'Cachola', para ver la explosión de alegría del máximo responsable blanquiazul. Sin embargo, se mantuvo entero, quizá por la emoción, recibiendo las felicitaciones de los dirigentes que habían acudido al palco para acompañarlo, entre ellos, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el consejero de Deportes, Carlos Rodríguez, el presidente de la Federación Extremeña de Fútbol, Juan de Dios Monterde y el histórico de este deporte en la región, Pedro Nieto, presidente del Extremadura CF.
Del palco, la fiesta se trasladó a las duchas del José Pache donde ningún miembro de la directiva se libró de meterse bajo el agua con los jugadores, incluido el entrenador, Tinín, al que se vio visiblemente emocionado. Una vez duchados y con algo menos de pelo, ya que algún jugador cumplió su promesa y se rapó, los blanquiazules acudieron en autobús a la Fuente de las Grullas donde cientos de aficionados les esperaban para compartir un baño que sabe a ascenso. El grito más repetido en el barrio pacense: «El año que viene, el Cerro en Segunda B».

TININ: «El Cerro ya se merecía subir»
Faustino Bueno, 'Tinín', logró sacarse una espina que tenía clavada durante tres años. El técnico del Cerro pudo añadir por fin un ascenso en su dilatada trayectoria. «Ha sido mi tercer intento de ascenso y por fin lo he conseguido. Siento una inmensa felicidad. El equipo ha luchado por este objetivo durante muchos años. No es fácil ascender y el Cerro lo ha logrado».
Tinín mencionó el último. «El anterior ascenso fue muy criticado por el tema de la burocracia. Pero ya se merecía subir. Tuvimos una gran oportunidad de lograrlo ante el Varea, pero el fútbol fue injusto con nosotros». También tuvo una especial dedicatoria para el presidente. «El verdadero artífice de este ascenso es Antonio ('Cachola')». En el apartado de agradecimientos no se quiso olvidar de su cuerpo técnico y de su mujer. «Detrás tengo un equipo maravilloso. Luis Cordero dedica muchas horas a esto, siempre ha estado conmigo, ha demostrado su fidelidad. El preparador físico ha sido clave sólo hay que ver cómo ha llegado el equipo al final de temporada. El fisio también es un monstruo».
«Hay una gran competitividad en la plantilla. Cualquiera puede jugar. Soñé que Diego marcaba el gol del ascenso y me ha dolido mucho dejarle fuera».

CACHOLA: «Extremadura debe sentirse orgullosa»
Antonio Olivera era un hombre feliz. Su gran sueño se había cumplido y por fin lo pudo celebrar y compartir con miles de personas. El presidente del Cerro no paraba de recibir felicitaciones. Quiso estar junto al entrenador. Arroparle. Este apoyo tenía una intencionalidad que desveló más tarde. Sus primeras palabras fueron para felicitar al Cacereño por el ascenso y después de dejar claro el enorme respeto que sentía por los aficionados verdiblancos mandó un recadito a Ángel Marcos, director general del Cacereño. «Dedico el ascenso al señor Marcos. Una vez en Villanueva me dijo que con Tinín nunca conseguiría el ascenso y le tengo que decir que Tinín lo ha logrado con menos presupuesto que el Cacereño. Habló mal y por detrás de un compañero para colocarse él. Se lo dedico porque aquello me dolió mucho».
'Cachola' resaltó la importancia de lo conseguido para la región. «Extremadura se tiene que sentir orgullosa de norte a sur porque cuenta con dos equipos más en Segunda B». También recordó las circunstancias que rodearon el anterior ascenso al ocupar la plaza vacante del Badajoz por su descenso administrativo. «Ahora Badajoz tiene un equipo en Segunda B. Nos lo hemos ganado a pulso, en el campo». El presidente cerrista reflejó el largo camino hasta alcanzar la gloria. «La familia del Cerro debe estar satisfecha. Ha sido muy difícil llegar a la meta, con muchos obstáculos y sufriendo mucho. Hemos llegado sin el apoyo que este equipo se merecía».
RESUMEN DEL PARTIDO Y CELEBRACION:
FOTOS DEL PARTIDO Y CELEBRACION:
SOMOS DE SEGUNDA B. ENHORABUENA JUGADORES Y AFICION