sábado, 19 de febrero de 2011

AD CERRO DE REYES 0 - 0 UD VECINDARIO (0-3)

Empate con los juveniles
Los profesionales mantuvieron la huelga y el Vecindario recurrirá por alineación indebida.



La situación del Cerro de Reyes se sigue agravando y la Real Federación Española de Fútbol tendrá que dictaminar hasta cuándo si a los jugadores no les abonan en su integridad las dos mensualidades que solicitan. Ayer, la primera plantilla cerrista no se presentó a disputar su encuentro liguero ante el Vecindario, manteniendo la huelga anunciada durante la semana, por la deuda del club de los meses de noviembre y diciembre.

Los futbolistas, que sí entrenan pero no juegan, han asegurado que no volverán a competir hasta que el club les abone estos dos meses. Mientras, la entidad, mediante el expresidente cerrista Antonio Olivera Cachola , que compareció ante los medios a petición del director deportivo Mario Luna, argumentó que el club ofreció a los jugadores un mes y medio pero éstos se negaron, pidiendo la mitad de la otra mensualidad en metálico.

HASTA LAS DOCE Y MEDIA El choque de ayer comenzó media hora más tarde y tuvo a unos invitados de excepción, los juveniles del equipo pacense que empataron a cero con los semiprofesionales canarios, aunque en el Vecindario advierten que habrá una reclamación por alineación indebida. Todo apunta a que al Cerro le darán el partido por perdido al no contar con jugadores de la primera plantilla.

Lo más positivo, sin duda. fue la extraordinaria respuesta de los jugadores juveniles del Cerro de Reyes que jugaron de tú a tú a los futbolistas del Vecindario, incapaces de marcarles un solo gol. Además, el árbitro castellano-leonés Vicente Moral expulsó de forma injusta a dos jóvenes promesas de un Cerro que acabó con nueve en el terreno de juego.

Primero vio el camino de los vestuarios el juvenil Alberto por retrasar el saque de una falta, y posteriormente Camas, en el tiempo de prolongación, por hacer una observación al trencilla. Ni aún así, el equipo canario fue capaz de lograr la victoria mostrándose nervioso y desquiciado. Su capitán David Dorta tuvo una actitud vergonzosa al enfrentarse al juvenil Parri tras una falta. Fue lamentable ante una extraordinaria actitud de los juveniles que pusieron contra las cuerdas a un equipo de Segunda B que llevaba once de los últimos quince puntos en juego.

El Cerro tuvo grandes ocasiones de gol e incluso el balón llegó dos veces al fondo de las redes canarias, aunque el árbitro había invalidado las jugadas en dos ocasiones por falta previa.

La mejor ocasión cerrista llegó a los 22 minutos tras un libre directo que lanza Emilio y al que responde Hidalgo con una extraordinaria parada enviando el balón a córner. Tras el mismo, al meta canario se le escapa el esférico de las manos, pitando falta el árbitro e invalidando el remate a la red de Capa.

A balón parado también pudo marcar el Vecindario en un libre directo de Rubén Coméndez que obligó a lucirse a Jorge I despejando a córner a mano cambiada.

En la segunda parte, con el Cerro con dos menos, el Vecindario tuvo su oportunidad a los 94 minutos. Al capitán canario Dorta le anularon un gol por rematar en fuera de juego tras el saque de una falta. Al final, empate a cero, a la espera de la decisión federativa, con una lección de pundonor para los juveniles del Cerro.




CERRO REYES 0 - 0 VECINDARIO (0-3)

-Cerro de Reyes - 0: Jorge I; Jorge II, Alberto, Capa, Borja; Fran, Chico (Min. 83 Iván); Antonio, Emilio, Albertino (Min. 61 Camas); y Parri.
-Vecindario - 0: Santi Hidalgo; Killiam, Dorta, Eduardo, Fran (Min. 76 Aday); Néstor (Min. 54 Ventura), Yeray López; Míchel (Min. 61 Aitana), Coméndez, Quesada; y Ruimán.
-Arbitro: Vicente Moral (Castellano-leonés). (0). Expulsó a los locales Alberto (83´) y Camas (93´), ambos por doble amonestación y sacó amarillas a los cerristas Jorge II y Emilio. Y amonestó al visitante Ventura.
-Incidencias: José Pache. Unos 200 espectadores. Encuentro correspondiente a la vigésimosegunda jornada de liga en el grupo I de Segunda B. Comenzó con media hora de retraso porque la primera plantilla cerrista no se presentó y el club llamó a los juveniles.




CACHOLA: "Los juveniles han dado una lección de honradez"

El expresidente cerrista, Antonio Olivera ´Cachola´, aseguró que "el club acordó pagar una mensualidad y media, y la otra media me pidieron los jugadores que hiciera la gestión para cobrarla en metálico. La plantilla no tiene sentimientos ni quiere los colores. Ojalá que no se vistan más de corto en el Cerro porque no tienen calidad humana. Las almas blancas, que juegan al fútbol sin ánimo de lucro, han dado una lección de honradez a los que no quisieron jugar".



FOTO DEL PARTIDO






La normativa determina que el Cerro no ha comparecido
El artículo 223 del reglamento general de la Federación Española estipula que es obligatorio contar con siete profesionales


El Cerro acudió al encuentro ante el Vecindario con 11 jugadores pertenecientes al juvenil de Liga Nacional. La normativa de la Federación Española a este respecto es clara. El artículo 223 estipula que es necesario que se presenten siete miembros de la plantilla pertenecientes a la categoría en la que milita el equipo en cuestión.
Mario Luna atisbaba cierta flexibilidad en esta disposición, ya que hay un apartado que establece que en caso de fuerza mayor se anula esta obligación. Sin embargo, no es el caso del Cerro, cuya plantilla ha convocado una huelga con cinco días hábiles de antelación y que por tanto es completamente válida. Esta salvedad se reserva para circunstancias tales como una enfermedad que haya sido contraída por el grueso de un equipo.
Este periódico se puso en contacto con un miembro de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) que se mostró sorprendido cuando fueron informados de que se había disputado el partido con once jugadores que no cumplían los requisitos, sin que el árbitro decretara la suspensión del mismo. Dicho organismo declinó pronunciarse al respecto a la espera de comunicarse con miembros de la Federación Española hoy mismo.


A la espera de que el órgano disciplinario dictamine un veredicto firme y oficial, todo apunta a que se computará como incomparecencia el procedimiento de los cerristas, otorgándole la victoria al Vecindario por 0-3 y restando a los blanquiazules tres puntos en su casillero.
En el acta del partido, el trencilla recoge que se realizó la revisión de las licencias federativas de los jugadores del Cerro a petición del delegado del Vecindario, pero que no se detectó ninguna incidencia ni anomalía y que todas las licencias correspondían a jugadores de categoría Juvenil, a excepción de Alberto Gómez Guzmán, que es de categoría Cadete.
Con esta declaración, el colegiado considera que el hecho de que ninguno de los jugadores tuviera licencia de profesional no es óbice para que se incumpla el reglamento y, por tanto, el encuentro se disputó sin objeción arbitral.
Está previsto que los futbolistas del Cerro vuelvan a entrenarse con normalidad mañana mismo, ya que la huelga sólo comprende el día de la celebración del encuentro.