jueves, 23 de septiembre de 2010

CD BADAJOZ 1 - 2 AD CERRO DE REYES

El Cerro se sacia de las heridas del Badajoz

El equipo de Adolfo paga caro su infortunio y poca pegada ante un rival que se encontró un tesoro en los errores ajenos

No todo es como parece en un derbi. Aunque casi siempre suele tener los mismos ingredientes. Goles, expulsiones, penaltis, juego trabado, cuentas pendientes, polémica. mucha polémica. Raras veces hay buen juego y ayer lo hubo porque lo puso el Badajoz en una segunda parte en la que el Cerro supo defender hasta la extenuación su valioso tesoro.

Todo lo que se puede imaginar de un partido se vivió ayer en el Nuevo Vivero. Pocas ocasiones un equipo ofrece tanto y obtiene tan escaso premio. No hay ejemplo más clarificador que la grada en pie despidiendo al equipo con una sonora ovación. Y eso que el Badajoz perdió. Pero así es el fútbol. El partido fue emocionante, con alternativas, fases de buen juego y dos equipos fieles a sus planteamientos. El Cerro le chupó la sangre a un Badajoz que pagó caro sus errores en defensa y que no tuvo en el voluntarioso e incansable Ortiz ese delantero resolutivo que requiere un aspirante a todo. El equipo de Diezma pinchó en las heridas blanquinegras y rentabilizó sus ocasiones a precio de oro. Perfecto en la colocación, sólo se borró tras la expulsión y se limitó a soportar las embestidas blanquinegras. El Badajoz, en cambio, no encontró socio al mejor Tete que se le recuerda por estas tierras.
Adolfo apostó por darle la batuta del equipo a la pareja que tan buen resultado le dio la pasada campaña. Sandro y Ruby recordaron viejos tiempos. Destrucción y creación para taponar las subidas de Jorge Zafra y Golo y dar rienda suelta a Tete. La propuesta le funcionó hasta la expulsión de Aloisio. A partir de ahí tuvo que retocar líneas retrasando la posición de Sandro y Cajoto para no descompensar el esquema. Diezma, por su parte, quiso explotar los mejores recursos de su equipo y salió amenazante con una doble flecha de dos puntas en cada banda. En los primeros compases el Cerro gozaba de mayor recorrido con los desdobles de Álex Fernández y Torres, en la derecha y Santi Cezón y sobre todo Patri, en la izquierda.

Cada uno ofrecía sus mejores armas. Pero el fútbol a veces no entiende de tácticas y se decide en jugadas puntuales. La más insospechada te cuesta toda una semana de trabajo. El Badajoz volvió a ser víctima de sus errores en defensa y lo pagó con el primer gol. Excesiva confianza. Un revés inesperado en el que se premió la fe de Patri por no dar por perdido el balón. Los blanquinegros pensaron que salía por línea de fondo, pero el de Don Benito no sólo llegó a lo inalcanzable sino que soltó un centro que Golo peinó atrás ante la impotencia de Solano y Gonzalo Garavano sólo en el segundo palo agradeció el regalo. El Badajoz trató de recuperarse del mazazo y casi lo consigue un minuto después en un cabezazo a bocajarro de Sandro que desvió la zaga cerrista a córner en la misma línea.

El Cerro apretaba los dientes, pero antes de que le entraran las dudas al Badajoz apareció Tete para enmendar el entuerto en uno de sus habituales latigazos que ponen el Nuevo Vivero en pie. El '10' blanquinegro arrancó la moto, dejó atarás a Álex Fernández, derrapó al llegar a la línea de fondo, se la puso a Ortiz, cuyo semifallo en el disparo lo aprovechó Cajoto pegado al poste para establecer el empate.
El partido fue subiendo en decibelios e intensidad. La chispa saltó a raíz de un encontronazo fortuito entre Sandro y Jorge Zafra. Se provocó una melé que saldó con tarjetas para Aloisio, Jorge y Juan Carlos. Un pequeño incendió que marcaría el desarrollo del partido porque apenas diez minutos después Perdigones Pacheco le mostró la segunda al central melillense por protestar. Sandro se retrasó y en unos minutos le surgió la duda de mantener su posición o hacer la cobertura a un descolocado Grillé cuando Torres enfilaba hacia la portería. Incomprensiblemente se abrió, el extremo del Cerro cogió la autopista sin tener que pagar peaje y batió a Pagola por debajo de las piernas.

El Badajoz no se descompuso y se guardó lo mejor para el inicio del segundo tiempo. El Cerro mantenía la posición con Jorge Zafra y Juan Carlos taponando la salida en zafarrancho de combate de los locales. Tete, Jaraíz y Viyuela conectaron y pusieron en serios aprietos a Matías Garavano con dos palos incluidos. El primero en un soberbio cabezazo de Ortiz a centro de Tete y el segundo del propio '10' blanquinegro al larguero. El Badajoz se multiplicó. El Cerro dejó hacer a su rival, le entregó la pelota y los locales ya no la soltaron. Bombardearon la portería de Matías Garavano. Pero tanto acoso no se traducía en el premio del gol. El público vibraba con el juego. Tete, que acabó extenuado, era un incordio y de sus botas salió el penalti. No había otra forma de pararle. Un rayo de esperanza iluminaba la grada. Pero Ruby falló. Por si no estuviera bastante cargado el choque, un minuto después Golo enviaría a las nubes otro penalti y el Nuevo Vivero volvía a empujar al Badajoz hacia la portería visitante. Casi lo consigue. Jaraíz se metió hasta la cocina, se la deja a Ortiz que con todo a su favor la tira fuera. No fue su día. Como tampoco el del Badajoz.



CD BADAJOZ 1 CERRO 2

-CD Badajoz: Pagola; Jaraíz, Solano, Aloisio, Gabri Grillé; Viyuela, Sandro, Ruby (Etamané, min. 78), Solano, Tete; Cajoto (Marcos Guerrero, min. 46); y Ortiz (Álex Herrera, min. 84).
-Cerro de Reyes: Matías Garavano; Álex Fernández, Parra, Debri, Santi Cezón; Torres, Juan Carlos (Fran Miranda, min. 59), Jorge Zafra, Patri (Pereyra, min. 66); Golo (Expósito, min. 81); y Gonzalo.
-Goles: 0-1: Gonzalo Garavano, min. 10. 1-1: Cajoto, min. 20. 1-2: Torres, min. 40.
-Árbitro: Perdigones Pacheco (Col. Andaluz). Expulsó a por doble amarilla Aloisio (23 y 32) y a Parra (71 y 84). Además amonestó en el Badajoz a Cajoto (25), Jaraíz (70) y Pagola (72) y en el Cerro a Jorge Zafra (23), Juan Carlos (23), Santi Cezón (52), Matías Garavano (64), Patri (65) y Debri (90).
-Incidencias: Algo más de 3.000 espectadores en el Nuevo Vivero. Los directivos Mari Ángeles Aguilera y Jesús Reynolds acompañaron a Antonio 'Cachola' en el palco. El Cerro tuvo que volver al José Pache a por otras camisetas porque el árbitro no dejaba jugar con las que habían traído para evitar confundirse con el Badajoz en la parte de los dorsales.



RESUMEN DEL PARTIDO


http://www.hoyes.tv/index.html#frontaleID=F_HOY§ionID=S_HOBADA&videoID=113177