martes, 6 de octubre de 2009

AD CERRO DE REYES, GRUPO II DE 2ªB





El Cerro prepara el despegue

El equipo de Tinín muestra síntomas de recuperación y apunta a salir de la zona de peligro.


El Cerro de Reyes empieza a cogerle el pulso a la nueva categoría. Sólo tiene una victoria y sigue sin salir de zona de descenso, pero las sensaciones que dejó en el Alfredo Di Stéfano son las de un equipo que no pasará apuros para sellar su ansiada permanencia. Incluso el propio entrenador del Castilla reconocía que el nivel de los albiazules era superior al que dicta su clasificación. «Me ha parecido un rival que seguramente a final de temporada esté más arriba en la tabla, ha demostrado sobre todo en la primera parte que en las jugadas de estrategia lo hace muy bien», comentó nada más finalizar el encuentro Alejandro Menéndez.

Los de Tinín remontan el vuelo. La valiosa victoria ante el Leganés ha disparado el ánimo en una plantilla que poco a poco comienza a recuperar la credibilidad en sí misma. Fue un triunfo de prestigio. Pasó por encima al que había sido líder en las primeras jornadas de competición. Un aviso para ganarse el respeto del grupo y sacudirse a lo grande la presión que con el transcurso de las jornadas se había convertido obtener la primera victoria. Ese 4-1 le servía al Cerro para desprenderse de esa dinámica negativa que por inercia llevan a un equipo en esas circuntancias a ser arrastrado por su propia ansiedad.
Con esa inyección de moral se presentaba en un escenario tan complicado como la Ciudad Deportiva de Valdebebas. Y esa confianza casi se traduce en un nuevo golpe de efecto en la 'casa blanca'. Le falló lo que está siendo una tónica general en este arranque de temporada. Efectividad de cara a puerta. Los goles en Segunda B se cotizan caros. De ahí, y ante la enorme dificultad que evidencian los pacenses para hacer gol, que Tinín insista en aprovechar las mínimas oportunidades que se generen. A pesar de su evidente falta de claridad arriba, el conjunto albiazul se encuentra entre los máximos realizadores del grupo II con nueve tantos.

Pero el síntoma más preocupante es su fragilidad defensiva. El Cerro es junto a los otros dos extremeños y Lanzarote el equipo que más goles recibe del campeonato.
El empate en el Alfredo Di Stéfano supone un paso más hacia su escalada a la zona noble. El Cerro está preparado para la Segunda B.