martes, 19 de mayo de 2009

PLAY-OFF CERRO REYES - VAREA

El Varea, rival del Cerro, nunca ha participado en una fase de ascenso
El Cerro de Reyes tiene más cerca que nunca la Segunda B. Al menos en cuanto a la hoja de ruta que marca el final de ese sueño que se le resiste a los de Tinín en la vía deportiva. El campeonato de Liga recién conquistado por los albiazules suponía un plus por lo de la segunda oportunidad, pero también se ofrece como el camino más corto, directo, si se logra superar la primera eliminatoria entre campeones. Después de cinco intentos fallidos el conjunto que preside Antonio Olivera, 'Cachola', busca su reválida definitiva.
Los cerristas quieren resolver por la vía rápida ante el Varea (líder de La Rioja), un equipo desconocido y sin experiencia en estas latitudes.
La expedición pacense que acudió al sorteo en Las Rozas salió de la Ciudad del Fútbol con una sonrisa disimulada. Una alegría contenida por el rival que les tocó en suerte. Había esquivado a 'gallitos' como Oviedo, Toledo, Izarra, Compostela o los peligrosos filiales. El Varea no es ninguno de esos 'cocos', pero sólo ha perdido un partido en todo su campeonato, por la mínima (1-0) en Calahorra el 12 de octubre, y jugará la vuelta en tierras riojanas. La ida será este domingo en el José Pache en el horario habitual, 11.30 horas.

El Varea nunca ha participado en una fase de ascenso, aunque en su plantel cuenta con veteranos en estas 'guerras' en las filas de Logroñés, Alfaro o Haro esta temporada ha tirado la casa por la ventana con el único objetivo de subir.

TININ: «No me ha gustado jugar primero en nuestro campo»

El Cerro se enfrenta a un lobo con piel de cordero. «El Varea no tiene nombre, pero sus números son muy buenos», repite Tinín de camino a Badajoz, en claro advertencia. El rival del Cerro luce en su casillero la friolera de 104 goles a favor y se muestra muy sólido en defensa con únicamente 23 en contra. «Es un equipo ganador, se ha acostumbrado a ganar eso le hace muy peligroso», asume el técnico cerrista, a quien por otra parte prefería contar con el factor campo. «No me ha gustado tener que jugar primero en casa». En ese sentido, el Cerro tratará de acudir con una renta cómoda a tierras riojanas. «Por los goles en contra quedamos eliminados el año pasado. El 3-1 sería un resultado regular y el 2-0, bueno», expone.

Tinín admite que será una eliminatoria complicada. «Por las referencias que tenemos sabemos que es un equipo muy rudo, típico del norte». El técnico tiene claro que quiere el ascenso a la primera. «Vamos a intentar subir en estos dos partidos. No quiero venir el día 1 de junio al siguiente sorteo».