miércoles, 4 de marzo de 2009

Marzo devuelve a la tierra al Cerro

El equipo de Tinín puso fin a once meses sin conocer la derrota en la Liga

Once meses después el Cerro de Reyes volvió a perder. Parece difícil de creer, pero la primera derrota de la temporada le ha costado el liderato al conjunto de Tinín. En apenas dos semanas el podio de la Tercera extremeña ha dado un vuelco inesperado. Los de Tinín han pasado de tener controlado en cierto modo en una distancia de seis puntos al Cacereño a ponerse a rebufo y estar pendientes de un tropiezo de su ya claramente único rival por el título. Curiosamente el Don Benito, que le ganó el combate por la primera plaza de la temporada pasada, le deja dos puntos por debajo de los de Alcázar. Unas consecuencias demasiado altas para un equipo que había perdido su último partido hace casi un año.

Habría que remontarse al 30 de marzo de 2008 para ver caer otra vez al Cerro en Liga. Demasiado tiempo. Tanto que los albiazules se habían acostumbrado a ganar, aunque fuera por inercia. Eso sin contar la fase de ascenso porque dos meses más tarde llegaría la enésima decepción, esta vez en Alcalá de Henares (1-0) el 25 de mayo. El Plasencia tomó el José Pache en aquella 31 jornada y el equipo albiazul prácticamente tiró sus opciones de atrapar al Don Benito.

Un año después, el equipo de Tinín tenía olvidado que junto al apartado de victorias y empates existía un casillero más, desconocido en toda la temporada. Su dominio este ejercicio era casi incuestionable. Hasta que el calendario se colocó en marzo. Otra vez, su mes maldito.

Dos líderes

La Tercera extremeña es albiazul y verdiblanca. Sólo conoce tres líderes. Y es que entre Cerro y Cacereño se han repartido la primera plaza en estas 26 jornadas, con permiso del Moralo que se paseó por lo más alto en la cuarta jornada. Los albiazules, que comenzaron en la 'pole position', la recuperaron en quinta, la perdieron de nuevo en la once y la reconquistó en la 18 hasta este domingo. El resto pasa a ser propiedad del conjunto de Alcázar. A pesar de perder su privilegiada posición, el Cerro sigue dependiendo de sí mismo. El Jueves Santo el campeonato se decidirá en el Príncipe Felipe. Albiazules y verdiblancos asistirán a una jornada de pasión.