viernes, 10 de abril de 2009

CACEREÑO 0 - 1 CERRO REYES

Victoria y liderato
Un solitario tanto de Golo a diez minutos del final da los tres puntos y el liderato al Cerro de Reyes.
Menudo chasco se llevó quien acudiera ayer al estadio Príncipe Felipe en busca de buen fútbol. El Cacereño y el Cerro de Reyes se disputaban no sólo el primer puesto de la clasificación, sino también el liderazgo moral de erigirse como el mejor equipo de la Tercera extremeña. Los pacenses consiguieron lo primero, pero lo otro, más importante si cabe para el buen aficionado, se quedó en tierra de nadie porque ambos conjuntos demostraron que el miedo a perder superaba con creces a su ambición por conseguir la victoria.
Hacía tiempo que el venerable estadio cacereño no registraba un ambiente similar, con más de 2.000 personas en las gradas pese a ser Jueves Santo y a que el partido era televisado. Tras el pitido inicial se sucedieron varias jugadas trepidantes en ambas áreas que parecían hacer presagiar un gran espectáculo, pero pronto se vio que allí lo importante no era marcar, sino que no te marcaran.
Aun así el Cacereño dispuso de algunas buenas ocasiones en el primer tiempo, la mejor de todas un libre directo lanzado por Rai al cuarto de hora que el guardameta visitante Manu tocó lo suficiente para desviar al palo. La pelota se paseó por la línea de gol sin encontrar rematador.
Cinco minutos después el encuentro pudo cambiar radicalmente si el árbitro hubiera señalado un claro penalti sobre Rai que habría supuesto además la expulsión del portero blanquiazul. Olivera Vázquez se equivocó, pero no es menos cierto que si Rai, que estaba completamente solo, hubiera buscado el gol en lugar de empeñarse en provocar el penalti las cosas se podrían haber puesto muy de cara para el Cacereño.
Encuentra las llaves
A partir de ahí el Cerro encontró la manera de bloquear el centro del campo local y la luz del fútbol se apagó definitivamente para dejar paso a un aburrido duelo de estrategias carente de imaginación, que sólo era soportable por la incertidumbre del resultado.
La segunda parte fue aún peor que la primera. A esas alturas ya era patente que ambos equipos, a falta de ambiciones superiores, se conformaban con el mal menor del empate, especialmente el Cerro de Reyes, que en ningún caso podía permitir una victoria local porque eso supondría acabar con sus opciones de ser campeones.
Hay que recordar que este año sí importa conseguir el título porque los primeros clasificados de cada grupo de Tercera División tan sólo tendrán que superar una eliminatoria contra otro primero para ascender a Segunda B. Además, los perdedores tendrán una segunda oportunidad junto al resto de clasificados para los playoffs.
Todo esto debía rondar por las cabezas de técnicos y jugadores, empecinados en no perder la posición sobre el campo. Tinín se vio obligado a realizar tres cambios, todos ellos por lesión. La más preocupante fue un traumatismo sufrido por Germán en el empeine en la primera parte, que precipitó su sustitución por Belforti.
Contra lo que es habitual en Ángel Alcázar, el Cacereño no efectuó su primer cambio hasta el 79, cuando Gabri entró por Rocha. Tres minutos después, cuando peor estaban jugando los dos equipos, un error de Tito al tirar el fuera de juego, unido a una salida en falso de Josete, permitió a Golo cabezear suavemente por encima del portero un centro templado de Jhony, para dejar mudo con el 0-1 al Príncipe Felipe.
Quedaban diez minutos y Alcázar puso en el campo a toda su artillería con Toni en sustitución de Lolo. A partir de ahí todo fueron balones a la olla que apenas inquietaron al Cerro de Reyes, que incluso dispuso de una contra para matar el partido, pero sus delanteros no la culminaron en gol.
Celebración
Tras el pitido final los jugadores del Cerro celebraron la victoria inmerecida como si fuera un título, lo cual es lógico ya que con un solo gol consiguieron de una tacada recuperar el liderato, ser el primer equipo que gana esta temporada en el Príncipe Felipe, y además llevarse la ventaja de goles particular que les permitirá ser campeones en caso de empate a puntos tras la última jornada, ya que en la primera vuelta el resultado fue 3-3.
Por parte del Cacereño, Rai y Valtierra vieron la quinta tarjeta amarilla, aunque el partido de sanción no lo cumplirán este domingo ante la UD Badajoz sino en el encuentro de la semana siguiente contra el Miajadas, pues antes deberá reunirse el comité de competición.
TININ, SATISFECHO Por su parte, el entrenador del Cerro, Faustino Bueno Tinín , aseguró irse muy satisfecho con el resultado y el juego de su equipo. "Ha sido un partido muy disputado, con dos equipos muy igualados y muchas alternativas, pero hoy por ayer la suerte la hemos tenido nosotros".
Sobre la actuación arbitral no quiso habla, aunque recordó que sobre Gabi Frías habían cometido un penalti. "No creo que sea el momento de hablar del árbitro. Ya me quejé cuando tuve que hacerlo", dijo.
-CACEREÑO: Josete, Palero, Roberto, Tito, Jurado, Lolo (min. 83, Toni), Estévez, Chumi, Valtierra, Rai, Rocha (min. 80, Gabri).
-CERRO DE REYES: Manu, Gabi Frías, Johny, Rodolfo, Jaime (min. 58, Dieguito), Germán (min. 37, Berfoti), José, Tino, Pierucci, Tiago (min. 74, Cristo), Golo.
-GOL: 0-1: min. 82, Golo.
-ARBITRO: Olivera Vázquez . Amonestó a los locales Palero, Rai, Lolo y Valtierra; y a los visitantes Gabi, Tino, Pieruzzi, Jony y Manu.
-INCIDENCIAS: Partido de la jornada 32 del grupo XIV de Tercera División. Mañana agradable. Césped en buenas condiciones.