viernes, 2 de abril de 2010

AD CERRO DE REYES 0 - 3 REAL MADRID CASTILLA

Día de penitencia para el Cerro

Los pacenses acaban con diez por la expulsión de Gabi Frías, mientras que Tomillo y Manu caen lesionados.
Manu detiene un penalti en el primer minuto de un partido que dominó el Castilla por completo


El día fue aciago para el Cerro. Todo se torció tras el pitido inicial del árbitro. Exactamente, desde los 10 segundos cuando, de un saque de centro de los pacenses, el Castilla forzó un penalti. Manu logró enmendar el error de sus compañeros con una gran intervención deteniendo el penalti lanzado por Mosquera, pero fueron las únicas gotas de épica en un choque que sólo tuvo un color, el blanco.

El guión de Alejandro Menéndez se cumplió sin paliativos y ni Golo ni Enzo se escaparon de la vorágine de pesadumbre y oscuridad que arrasó un centro del campo cerrista desierto. Golo se afanó en retrasar su posición para recibir balones y conectar con Jorge Zafra, encimado en toda ocasión por Cordero. El organizador de Bancarrota no rehuyó la pugna física en la medular, que fue coto privado del juego aéreo, donde se impuso la corpulencia de Marcos Alonso, Mateos y Mosquera.

Con Zafra muy marcado, Fran Miranda tenía que asumir los galones en la construcción del juego. El pacense estuvo voluntarioso, pero poco acertado en la entrega. Tuvo que multiplicarse para cerrar espacios en el pivote y taponar las entregas a los extremos. Por su parte, Martín estuvo desubicado y fue incapaz de frenar el empuje blanco.

Se llevaban transcurridos diez segundos, y el primer balón en largo de los hombres de Tinín lo interceptaba Cristian, que cuando iba a encarar a Manu era derribado por Gabi Frías en el área. El colegiado señaló penalti. Los aires de remontada volvían a sobrevolar el José Pache pero Manu, con una gran estirada, sacaba el lanzamiento raso de Mosquera ajustado a la cepa del palo izquierdo. La heroica intervención del meta pacense no sirvió de revulsivo a los cerristas, a los que les quemaba el balón, mientras los blancos aceleraban la presión y juntaban las líneas. Hasta el minuto 21 no llegaría el primer disparo local, tras un remate de cabeza de Gabi Frías en un córner. El Castilla defendía muy adelantado, tirando el fuera de juego, que enjauló a Enzo Noir y maniató su iniciativa. El argentino estuvo negado y fue víctima de la frustración.

Golo y Jorge Zafra intentaban sacudirse el marcaje con pases al primer toque, pero la anticipación de la defensa lo impedía. Con paciencia y oficio, los madrileños abrían espacios y asistían balones a la espalda de la zaga. En un envío en largo, Juan Carlos recibe en tres cuartos de terreno cerrista y supera en la carrera a Gabi Frías, a pesar de que el defensa madrileño tenía ganada la posición. El extremo se perfiló el disparo y batió a Manu, haciendo inútil su estirada, 0-1. Apenas se cumplía la primera media hora de juego, el Castilla se aprovechaba de la inercia del encuentro y en jugadas puntuales materializaba su superioridad.

En el apartado táctico también flaquearon los de Tinín. El Cerro se descosía por la banda derecha. Gabi Frías era desbordado sistemáticamente en el lateral por Juan Carlos, que explotó su rapidez y fue el jugador más incisivo de los madridistas en la primera parte. El perfil de José Cayado se ajustaba más a las necesidades defensivas del Cerro en esa parcela por la velocidad del oliventino. El calvario de Gabi Frías concluyó, al menos hasta su expulsión, al inicio de la segunda mitad cuando el siete merengue tuvo que retirarse por unas molestias musculares.

Las fragilidades

La concentración fue otra de las fragilidades de los pacenses que marraban entregas horizontales. Un fallo de José María Belfortti permitía a Cristian encarar a Manu, pero el delantero blanco no acertó en el disparo. Poco antes del descanso, Martín logró sorprender a la zaga merengue con un pase a la espalda de Mateos y Enzo Noir rompía por primera vez la retaguardia del Castilla, pero su centro no tuvo destinatario. Los augurios no eran halagüeños en el descanso y se confirmaron en la reanudación. El inicio era análogo. Falta de intensidad y errores en cadena, pero esta vez Manu no pudo desbaratar la ocasión de los visitantes. Corría el primer minuto, y en un córner los madridistas acumulaban a varios hombres en el primer palo, lo que liberó en la marca a Cristian que aprovechó para ampliar la ventaja, 0-2.

Expulsión y lesiones

Los problemas para Tinín no se acabaron ahí. Tomillo pedía el cambio por unas molestias y tenía que dar entrada a Juanito. Mientras, el ataque cerrista seguía inoperante, en gran medida por la labor de Cordero en la cobertura. El seis del Castilla estuvo omnipresente e impidió a los atacantes rivales recibir de cara, fue un coloso en la recuperación y no dio concesión en una labor destructiva muy eficiente. El balance ofensivo del Cerro se limitó a un gol anulado por fuera de juego a Jorge Zafra, tras una prolongación de cabeza de Enzo Noir y varios intentos del ariete argentino que se marcharon desviados.
La sentencia de los madrileños llegaría en el minuto 17 tras una salida del área de Manu que despejó una internada de Sarabia. El rechace lo aprovechó Marcos Alonso desde 35 metros para lograr el tercero con un lanzamiento raso, 0-3. Poco después, Gabi Frías era expulsado al ver la segunda amarilla, más discutida que la primera, completando un esperpéntico partido de los pacenses, que escribió su último capítulo en el minuto 32 con la lesión en los abductores de Manu, que tuvo que seguir, al haber realizado Tinín los tres cambios.



CERRO 0 CASTILLA 3

-Cerro de Reyes: Manu, Gabi Frías, Tomillo (Juanito, m. 34) Rodolfo, José María Belfortti, Martín Belfortti, José Cayado, Fran Miranda, Enzo Noir (Pierucci, m. 67), Jorge Zafra (Cristo, m. 67) y Golo.
-Castilla: Adán, Nacho, Marcos Alonso, Gari, Mateos, Cordero, Juan Carlos (Sarabia, m. 50), Juanfran (Rubén Ramos, m. 38), Rodrigo (Vázquez, m. 71), Mosquera y Cristian.
-Goles: 0-1, min. 26: Juan Carlos; 0-2, min. 46: Cristian; 0-3, min. 62: Marcos Alonso.
-Árbitro: Pino Blanco (andaluz). Amonestó a Enzo Noir en los locales, y a Marcos Alonso, Cordero y Juanfran en el Castilla. Además, expulsó a Gabi en el Cerro por doble amarilla.
-Incidencias: José Pache, ante unos 550 espectadores. Partido correspondiente a la jornada 26, que fue aplazado por la lluvia




TININ: «Hemos sido muy blandos»
Tinín no puso ningún pero en su comparecencia respecto a la contundente victoria del Castilla en el José Pache y declaró que les faltó consistencia en el centro del campo. «Hemos sido muy blandos y ellos han estado muy fuertes, nos ha faltado circulación de balón y tener la posesión del balón, hemos tenido demasiada precipitación en la entrega».
El técnico pacense se lamentó, más allá de la derrota, por la pérdida de dos jugadores importantes para el próximo encuentro. «Tomillo ha sufrido un pinchazo y Manu tiene problemas en los abductores, los dos están casi descartados para jugar el próximo partido».


FOTOS DEL PARTIDO



[Diario Hoy]