jueves, 2 de diciembre de 2010

CAMBIOS EN EL JOSE PACHE


'Cachola' pone fin a su etapa en el Cerro

Los nuevos dirigentes llegan a un acuerdo para rescindir el contrato de Diezma y poner a Mario Luna como entrenador.
El presidente albiazul se despide tras 12 años al frente de un club que llevó de Preferente a Segunda B.

El Cerro de Reyes se queda huérfano. La entidad blanquiazul toma un nuevo rumbo sin su principal referencia que marcaba su hoja de ruta. Con la marcha de Antonio Olivera Méndez, 'Cachola', se cierra el ciclo más glorioso de la corta historia del Cerro. Se va angustiado por la delicada situación del club, pero deja al equipo en la categoría que siempre quiso ver. Coge el relevo un grupo de personas que, como adelantó este periódico el martes, tiene como hombre de confianza a Mario Luna, conocido por su etapa de entrenador en el Alavés de Piterman y que asumirá la parcela deportiva con plenos poderes. Este golpe de timón provoca el adiós de José Luis Diezma.

La impotencia de no poder hacer frente a los compromisos con sus jugadores ha sido el detonante para precipitar la salida de 'Cachola'. Ya, a final de la pasada temporada no lo pudo soportar y abrió las puertas del José Pache a nuevos dirigentes. En realidad, se trata de su segunda despedida, ya que este verano el dirigente cerrista anunció visiblemente emocionado su adiós en el intento frustrado de los hermanos Presa por entrar en el club pacense. El desgaste ha sido tremendo y le ha pasado factura. Su sueño se convirtió en su peor pesadilla. El Cerro siempre ha sido un club modélico a la hora de asumir los pagos a su plantilla. Pero coincidiendo con su segunda aventura en Segunda B empezaron los problemas. El pasado curso quedaron cantidades pendientes de abonar a los jugadores y esta semana comenzó con un vestuario agitado por no haber visto un euro desde que firmaron por el conjunto albiazul. Una situación de la que se sentía el principal responsable y el primero en sufrirla en silencio. El presidente más popular que ha tenido el Cerro no podía más y buscó apoyos para encontrar una solución para la plantilla.

El Cerro ha sido su proyecto personal. Su creación. Un reto que asumió en 1998 tras relegar en la presidencia al añorado José Pache. 'Cachola' cogió al club en Regional Preferente y acuciado por los problemas económicos. Por entonces, acababa de salir de la directiva del CD Badajoz y tenía ilusión de implicarse en otro equipo de la ciudad. Su declaración de intenciones era clara. Tenía ambiciones y quería llevar una labor social en un barrio humilde, castigado por la terrible y trágica riada de 1997. «Conseguir del Cerro un equipo de futuro, arraigado en la ciudad y que la gente se interese por él, que le preocupe, que le apoye y desde luego en superior categoría. No quiero decir con esto que no reciba apoyos, pero si me gustaría que fuera en mayor medida», comentaba en septiembre de 2003 el presidente cerrista en la víspera de recibir al Sevilla en Copa del Rey, uno de sus mejores momentos como dirigente y de una entidad que tiene sus orígenes en 1970 de la mano de Pepe, dueño de la panadería San Miguel. Siete años después no sólo ve colmada sus aspiraciones de subirlo de categoría, sino dos peldaños más arriba en una transformación impensable para el club modesto y endeudado que heredó. Entre medias deja más de un encontronazo con múltiples presidentes y escenas lamentables para el deporte en general. Su nombre siempre va asociado a la polémica. 'Cachola' nunca deja indiferente.

José Luis Álvarez fue el primer presidente de una entidad que el 6 de enero de 1980 se refundó oficialmente como Cerro de Reyes con una vocación formativa y para atender las necesidades de los niños de la barriada. No podía ser otra fecha. Un día mágico para los más pequeños.

La popularidad de 'Cachola' creció en la medida que lo hacía el equipo en sus ambiciones. De club modesto a poderoso en la Tercera extremeña. Siempre como un club ejemplar a la hora de atender a sus compromisos. Pero la Segunda B es otra historia. Parece que le vino grande. La pasada campaña la acabó con apuros y en el inicio de ésta se acentuaron los problemas. El lunes el vestuario explotó y aceleró las gestiones para el desembarco del esperado nuevo grupo que ponga al día las nóminas. La toma de decisiones ha sido inmediata y se cobra su primera víctima, José Luis Diezma. Ayer el técnico madrileño firmó el finiquito dejando su sitio en el banquillo a Mario Luna. Era la condición indispensable para que el acuerdo cuajara y llegara a buen puerto.

Mario Luna, hoy al frente
El técnico argentino dirigirá hoy por la mañana su primera sesión de entrenamiento. Llega como entrenador y director deportivo de un proyecto del que aparece como principal cabeza visible. Luna es una figura vinculada a varios proyectos parecidos al que desde hoy inicia en el José Pache. Como jugador fue un delantero de perfil bajo del Valladolid y Palencia. Pero se hizo un nombre como segundo de Benítez en el Racing y alcanzó gran popularidad como 'entrenador satélite' del polémico Dimitri Piterman en el Alavés. También entrenó al filial del Granada, club en el que tuvo una breve experiencia como director deportivo en la 2003-04, y en los Emiratos Árabes. Afincado en Baza, hace unos años amagó con entrar en el club de la localidad granadina de la mano de la agencia Best, pero no se llevó a la práctica tras no cumplirse las expectativas en la pretendida conversión en Sociedad Anónima Deportiva por la escasa respuesta de la afición. El año pasado también intervino como director deportivo en el intento frustrado de entrar en el Granada 74 como proyecto integrador de todos los clubes de la capital de la Alhambra.

Ayer, Diezma aguardaba el desarrollo de acontecimientos. «Me veo entrenando hoy y ya está», señalaba por la mañana. Una situación habitual durante estos tres meses de competición en los que ha vivido en continua incertidumbre. «Llevamos aguantando mucho desde este verano. Pero la gente te juzga por los puntos y lo que no valora es que esos puntos en las condiciones que empezamos valen el triple. Eso sólo lo sabemos nosotros».






Mario Luna ya conoce a sus jugadores

El nuevo técnico blanquiazul ha dirigido su primer entrenamiento en el José Pache antes de que hoy a las 12.30 se haga público su nombramiento


El Cerro de Reyes va a tener hoy un día de esos para recordar. A las 12.30 está prevista la rueda de prensa en la que Antonio Olivera ‘Cachola’ va a anunciar que cede el testigo al frente del club. En esa comparecencia se conocerá los nombres de los que le sustituyen pero también quién sustituye a Diezma, hasta hoy entrenador blanquiazul. Como ya adelantó este periódico es el argentino Mario Luna, que no ha podido esperar a que se haga oficial su nombramiento para dirigir su primer entrenamiento. A las 10.00 de la mañana ya estaba en el José Pache, y después de una breve reunión en el vestuario ha saltado al césped del José Pache para conocer a sus nuevos pupilos.
Luna no sólo va a ser el entrenador del Cerro, también es el máximo responsable deportivo que ha elegido la nueva directiva pacense para su ‘aterrizaje’ en la ciudad. En menos de una hora se conocerán más detalles.