jueves, 25 de noviembre de 2010

ENTREVISTA A GORKA



«Mi gol en el 91 demuestra que no perdemos la fe»

Gorka Martínez Central del Cerro de Reyes.El nuevo futbolista milagro blanquiazul ve a su equipo al alza tras superar el bache inicial

La lluvia no incomoda a Gorka Martínez (Amorebieta, 1982) por muy persistente que sea. El defensa vasco del Cerro de Reyes vive sus horas más felices desde que llegó a Badajoz porque sabe que al empujar el esférico a la red el domingo -en el descuento para empatar 1-1 al Getafe B- removió los corazones de la parroquia blanquiazul. El central ve en el último mes a un vestuario más armado táctica y anímicamente respecto al pelotón de futbolistas que apareció en tromba a finales de verano.


-Se sentirá como el héroe del equipo después del gol del domingo...
-No, no. Sólo soy uno más. Una pieza más que siempre que sale intenta aportar su granito de arena. Esta vez tuvimos la suerte de acertar y meter un gol que nos sirvió para empatar y dar un punto al equipo que nos supo bien tal y como estaba el partido. Este punto nos sirve para estar más alejados de la zona de descenso.

-¿Cómo lo vivió en el campo?
-La semana pasada, en La Coruña, también perdíamos 1-0 y el míster me llamó en el minuto 88 y me dijo que me iba a sacar en punta. Pero en entonces no tuve ninguna ocasión. El domingo la película era muy parecida. A falta de dos minutos me llamó el entrenador para que jugara en punta con Juanma Torres para que intentara buscar las espaldas de los defensas y prolongar balones. En un saque de banda hicimos una jugada entre Patri y yo que acabó en falta. Pude empujarla bien y de esa falta vino el gol del empate.


-La falta la botó Alex, otro de los héroes de este Cerro de Reyes...
-Sí, fue el día del Pontevedra y saliendo desde el banquillo. Creo que eso es importante. Que la gente que no sale de inicio aporte. Alex metió el 2-1 en el minuto 90 y el domingo con su centro y mi gol pudimos empatar el partido.


-Antes de salir supongo que Diezma le diría que se volcara con los balones aéreos. Y el gol llegó casi en el primer balón que tocaba...
-Me dijo que intentara cazar algún balón por arriba y que abriéramos el juego a banda para buscar algún centro. Toqué el balón un poco en la jugada de la falta y la segunda vez que lo hice fue para rematar en el gol.


-Se están acostumbrando a sumar 'in extremis' y eso es importante, pero seguro que prefieren pasar menos apuros.
-Claro. A todo el mundo le gusta ganar los partidos holgadamente. Lo que demuestran mi gol y los otros es que este equipo nunca pierde la fe y que trabaja hasta el último minuto.


-A nivel personal debe ayudar mucho un gol así.
-Sí. Siempre hay que tener actitud positiva, en los malos y en los buenos momentos. Yo siempre la he tenido.


-Su objetivo es lograr más confianza aún del técnico.
-Mi trabajo es ayudar al equipo y cuando él lo estime oportuno saldré y lo haré con las mismas ganas e ilusión de siempre.



-¿Cómo fue el recibimiento en el Cerro a finales de verano?
-Bastante bueno. Creo que es básico hacer un bloque sólido primero en el vestuario, porque eso se traslada al campo.

-¿Y cómo ve en este momento al equipo?
-Superamos el bache del principio, cuando perdimos cuatro partidos seguidos. Empezamos a trabajar como bloque y a asimilar conceptos que nos faltaban. Eso era normal porque nos estábamos conociendo. Con el día a día esas cosas se van puliendo. En el último mes estamos siendo muy competitivos. La mitad del equipo vino con la temporada prácticamente comenzada. Algunos casi sin entrenar o entrenando por su cuenta como yo, que lo hice con el Amorebieta.


-¿Se puede decir que el Cerro de Reyes no ha mostrado aún su verdadera cara, su verdadera medida?
-Sí. Está claro que el equipo va a más. Teníamos una laguna defensiva importante, lo hablamos, y creo que lo estamos solucionando. Antes nos hacían goles con mucha facilidad.


-Este domingo llega el Cacereño. Como vasco, no tendrá una idea clara de los derbis en Extremadura, pero solo esa palabra, 'derbi', ya implica motivación.
-El Cacereño viene al alza, con siete de los últimos nueve puntos y si consiguen ganar aquí nos pasarían. Debemos ganar para dar un paso hacia adelante.


-Como son futbolistas, el vestuario estará al margen de los movimientos sobre un cambio de timón en el club.
-Intentas mantenerte siempre al margen de las cosas burocráticas o de la directiva del club. Lo que pasa es que al final te puede acabar afectando. Pero lo nuestro es el fútbol.